Ir al contenido principal
Manejar el fraude en los pagos con tarjeta

Manejar el fraude en los pagos con tarjeta

Ayudamos a proteger los pagos con tarjeta en todos los canales; en persona y para transacciones sin presencia de tarjeta.

Detalles de la solución

En las últimas dos décadas el uso de tarjetas para pagar por bienes y servicios ha crecido exponencialmente. Al mismo tiempo, las maneras en que las tarjetas se utilizan han seguido evolucionando y ahora cubren:

  • Compras en tienda; utilizando chip, banda magnética, pagos sin contacto y pagos con activación móvil
  • Pedidos por correo y compras telefónicas (MOTO).
  • Compras por Internet.
  • Compras en terminales remotas, como máquinas expendedoras.
  • Pagos sin contacto.
  • Extracciones en cajeros automáticos.
  • Billetera móvil y mecanismos de pago de comercio electrónico.

Los consumidores modernos han evolucionado para demandar la conveniencia de reservar servicios en línea, por ejemplo taxis, y esperan que su pago sea manejado sin problemas mediante su tarjeta de pago elegida.

Todos estos canales o mecanismos de pago pueden convertirse en objetivos de fraude. Cuando el fraude se aborda en un objetivo, los estafadores se adaptan y avanzan hacia donde ven el próximo objetivo más débil. Al mismo tiempo que abordan el fraude, los proveedores de servicios de pago, como los emisores de tarjetas, deben asegurar que sus clientes legítimos no se vean negativamente afectados por las verificaciones de fraude. Es un equilibrio delicado y deben:

  • Evitar lo más que puedan el fraude antes de que ocurran las pérdidas.
  • Permitir tantas transacciones legítimas como sea posible para continuar sin interrupción.
  • Facilitar el proceso y normalizar las transacciones lo antes posible cuando es necesaria la intervención por fraude.

Las soluciones contra el fraude de FICO adoptan un enfoque holístico y funcionan en cualquier canal donde se utilicen tarjetas. Cuando el fraude cambia, nuestra tecnología de aprendizaje automático responde a nuevos patrones de fraude, en tiempo real, antes de lo que un humano podría hacerlo. Aplicando capas de distintos tipos de aprendizaje automático y analítica avanzada, usamos inteligencia artificial para identificar casos de fraude con precisión y disminuir los falsos positivos. Nuestras soluciones contra el fraude pueden determinar cómo comunicarse con los clientes y ejecutar esas comunicaciones. Automatizar el proceso de resolución de fraudes mejora la experiencia del cliente cuando las transacciones deben ser revisadas.